FANDOM


Cynthiaoficial
Cynthia
Información biográfica
Lugar de nacimiento

Ciudad natal de Cynthia[1]

Información de Claymore
Símbolo

Simbolo de Cynthia[2]

Rango

14[3]

Tipo

Defensivo[2]

Ataques especiales
Información física
Especie

Claymore[3]

Género

Femenino[3]

Brazo dominante

Derecho[6]

Color de cabello

Rubio pálido[3]

Color de ojos

Plateados[3]

Información cronológica y política
Afiliaciones
Generaciones
«Así soy yo. Mi cuerpo es más rápido que mis pensamientos»
―Cynthia [fuente]

Cynthia fue la claymore femenina número 14 de La Organización durante la generación de Clare.[3] Ella fue parte del equipo de Veronica, la número 13, durante la Guerra del Norte junto con Helen, la número veintidós, Pamela, la número treinta y cino, y Matilda, la número cuarenta y uno,[3] y fue parte importante de la primera batalla, donde asesino al despertar Insectoide. Luego luchó en la segunda batalla, y tras el duelo entre Clare y Rigardo, fue una de las últimas seis de pie. Ella sobrevivió a la última batalla y se volvió parte de los Fantasmas del Norte, escondiéndose durante siete años en las montañas del norte.[5] Su personalidad parece estar siempre alegre y optimista a pesar de todo lo que ella y el grupo han pasado.

Luego que Clare decidiera ir a buscar a Raki, Cynthia se unió al viaje al sur, donde peleó contra Agatha. Tras esto, ella, junto a Clare y Uma, viajó al Lautrec, donde volvió a mostrar sus habilidades venciendo fácilmente a un despertar. Ella y su equipo se encontraron con Rubel, quién les habló acerca de Renee y la fusión entre Rafaela y Luciela. Cynthia presenció el nacimiento del Destructor, y se enteró poco después de que Clare se había unido a éste. Entonces, ella y Uma viajaron nuevamente a Rabona para luchar contra los despertares y yomas que fueron enviados por la Organización tras supuestamente vencer a Miria. Desconociendo el estado de su capitana, Cynthia se unió a las restantes fantasmas y Dietrich en su viaje a la Organización para rescatar a Miria.[7] Tras llegar a la Organización,[8] Cynthia y Uma se encargan de regenerar a su capitana,[9] y posteriormente a Nike, Dietrich y Anastasia.[10]

Tras la victoria de las claymores en la rebelión tras vencer a Hysteria y asesinar a Klimt, Cynthia y el resto de las Fantasmas, junto a Raki, van en dirección a Rabona para liberar a Clare del Destructor y salvarla de Cassandra.

BiografíaEditar

Guerra del NorteEditar

«Cynthia: Creo que tenemos un importante cometido en esta batalla. Ofreciendo nuestros cuerpos para distraer la atención del enemigo mientras lo están cortando...
Veronica: Como somos del tipo defensivo, sólo podemos ayudar en esto. Pero ya que nos dejaron terminar con él, al final aún podemos sentir alguna gratificación.
»
―Cynthia y Veronica, poco antes de asesinar al despertar insectoide [fuente]
Veronica y Cynthia asesinan al despertado

Cynthia y Veronica asesinan al despertar

Cynthia aparece por primera vez como una de las veinticuatro guerreras en Pieta en la llamada Guerra del Norte. Flora se coloca y anuncia la llegada de la capitana, y llega Miria.[11] Cynthia observa como Flora utiliza el cortavientos tras un par de problemas. Luego, ella es la primera guerrera en ser asignada a un grupo, siendo parte del equipo de Veronica (#13). Tiempo después, tres despertares se disponen a atacar Pieta.[3] Cuándo uno de los despertares aparece en Pieta, y Miria divide los grupos, dejando al grupo de Cynthia como reserva. En un momento crítico para el equipo de Jean, el equipo de Cynthia llega a ayudar. Cynthia y Veronica son vistas atacando al despertar.[12]

Durante el enfrentamiento contra el despertar, las guerreras son fácilmente heridas e incapaces de atacar al despertar. Cuándo finalmente Jean termina de rotar su brazo, Veronica le dice a Cynthia que "sólo tenían una oportunidad". Entonces, Helen alarga su brazo para atacar al despertar. Este lo esquiva, y en el aire Cynthia y Veronica atacan, pero son heridas. Mientras, Jean posiciona su brazo en la parte inferior del despertar, y utilizando la confusión de este, Helen ataca la parte superior. Ambas atacan al mismo tiempo, haciendo que el despertar pierda sus extremidades. Entonces, Veronica y Cynthia atacan al despertar, mientras conversan el hecho de que "Tenían un importante cometido en la batalla". Antes de que el despertar pueda decir algo, ambas hunden sus espadas en este, asesinándolo.[6]

Luego que Miria asesinara al despertar, todas las claymores se reúnen. Miria pregunta si hay alguien que sea incapaz de luchar, pero ninguna claymore parece estar herida. Enojada, Undine encara a Miria y dice que la forma de lucha era muy arriesgada. Flora le pregunta a Zelda si había alguna baja, pero resulta no haber ninguna. Entonces, Flora dice que el objetivo de Miria era que todas ganaran experiencia en caza de despertares. Cynthia esta presente todo el tiempo.[13] Luego, Isley decide que las claymores poseían el poder suficiente para vencer a tres despertares poderosos, por lo que envía su armada completa.[14] Antes de la batalla, todas las claymores se juntan Siete años atrás, las veinticuatro guerreras se encuentran en el cuartel de Pieta. Entonces, Miria saca una píldora de supresión de yõki, la cuál parte a la mitad y dice que cada una de las claymores deberían tomarla, ya que de esa forma la píldora no actuaría instantáneamente, y las claymores serían capaces de pelear sin problemas, pero en caso de que sean dejadas inconscientes, la píldora actuaría y borraría sus yõkis, lo que les permitiría fingir estar muertas. Entonces, las veinticuatro guerreras levantan sus espadas y prometen que aquellas que sobrevivan llevarían el alma de las que perecieron, rezando por cuántas sean posibles.[5] Cynthia, junto con las otras veintitrés claymores, se encuentran esperando la llegada de los despertares para dar inicio a la segunda batalla de la Guerra del Norte. Cynthia se encuentra junto a Emelia.[14]

Rigardo evita a Cynthia

Rigardo esquiva el ataque de Cynthia

Cuándo comienza la segunda batalla de la Guerra del Norte, Cynthia, junto a Claudia y Deneve están luchando junto a un despertar. Luego, Rigardo llega a Rabona, y dice que han perdido tres despertares, mientras que cinco claymores han perecido. Rigardo cuenta a las cinco claymores más poderosas, y despierta. Cynthia está luchando junto a Veronica, cuándo Rigardo aparece repentinamente frente a ellas y parte a Veronica a la mitad. Enojada por la muerte de su amiga y líder, Cynthia trata de atacar a Rigardo, pero esta la esquiva fácilmente. Posteriormente, Rigardo asesina a Undine y Flora, y hiere mortalmente a Jean[15]. Luego que Clare asesinara a Rigardo y Jean se sacrificara para salvar a Clare de despertar, Miria siente el yõki de seis claymores que seguían en pie, mientras que el número de despertares vivos no había disminuido. Cynthia es una de las seis claymores, junto con Helen, Deneve, Zelda, Miria y Clare. Cuándo las seis claymores conscientes se ponen frente a los despertares vivos, Miria dice que era el momento de cerrar la cortina[16]. Clare, quién seguía llorando la perdida de Jean, es pateada por Deneve, sorprendiendo a Cynthia. Deneve le da a un Clare un discurso acerca de las vidas que cargaba, con el cuál Cynthia parece estar de acuerdo, y la última batalla de la Guerra del Norte comienza. Mientras, en los cuarteles de la Organización, los hombres de negro hablan acerca de la situación en el norte, dónde Galatea menciona que aquellas que luchaban en Pieta eran sólo una forma de ganar tiempo mientras Alicia era completada, lo que no parece afectar a Klimt. Mientras, en un lugar de Alphonse, Priscilla lee el yõki de las claymores en Pieta, diciendo que ya muchas han desaparecido, con Isley dándole la razón y diciendo que las luces restantes eran sólo seis. Entonces, en Pieta, Cynthia es herida por un despertar, lo que la inhabilita para pelear y la deja aparentemente muerta. Enfadada por esto, Helen jura
Cynthia despierta tras la Guerra

Cynthia despierta tras la última batalla.

asesinar a los despertares. Poco después, Priscilla dice que las luces han disminuido, hasta que sólo queda una, la cuál se extingue poco después. De esta forma, la Guerra del Norte fracasa y Pieta cae [17]. Después La Organización menciona que ha caído Pieta, así como las claymores que estaban ahí[18]. Después, tras la última batalla, Miria llora al sentir tan sólo siete yõkis, al momento que Cynthia y las otras sobrevivientes recuperan la conciencia, mientras, Deneve dice a Miria que todas eran afortunadas al tenerla como líder[5]

Tras siete añosEditar

Tras siete años de la Guerra del Norte, Clarice, la claymore número 47 de su generación, se une a un grupo de caza de despertares, el cuál falla en su misión y es casi asesinado, siendo salvado por gente desconocida. Clarice despierta para encontrar a sus compañeras inconscientes y los cuerpos y sangre de los despertados en el suelo. Caminando, encuentra las espadas de las guerreras caídas en Pieta como tumbas, preguntándose quién podría haberlas arreglado[19].

Cynthia y Tabitha

Cynthia y Tabitha tras ayudar al equipo de Nina

Tras contar las espadas, Clarice nota que hay diecisiete, faltando siete espadas de las claymores caídas en Pieta, que eran veinticuatro. En una montaña cercana, Miria, Deneve y Helen, sobrevivientes de la guerra, observan a la claymore con cabello de color, cuándo Tabitha y Cynthia aparecen, diciendo que ya han entregado ayuda a las tres claymores del equipo de Clarice, y se encontraban fuera de peligro. Luego, dice que las claymores con color en cabello eran escasas, cuándo Miria menciona que era una forma de demostrar que el norte era de baja prioridad, y que era imposible que las encontraran ya que habían aprendido a borrar todo rastro de su yõki. Miria entonces pregunta a Deneve dónde se encontraba ella, y Deneve le responde que seguía buscando a aquél chico, y había pedido a Uma que la acompañara. Entonces, caminando en el norte, Clare, acompañada por Uma, recuerda como, hace siete años, fueron salvadas gracias al plan de Miria[5]
Cynthia se une al viaje al sur

Cynthia se une al viaje a sur

Después, Clare informa a las fantasmas del norte que ha decidido partir al sur en busca de Raki tras encontrar indicios de él en una mazmorra de tráfico de esclavos. Miria reta a Clare a luchar, mientras las fantasmas observan la batalla. Finalmente, Miria dice a Clare que no debe preocuparse por la fuerza, ya que se ha vuelto muy fuerte en los últimos siete años, e informa que irá con ella al sur a vengar a las caídas en el norte, diciendo que pueden hacer lo que les plazca en adelante. Interrumpiendo a Miria, Helen dice que no es la única que busca venganza, y ella junto a Deneve se unen al viaje. Entonces, Cynthia dice que también quiere ir, para tomar venganza por Veronica y las demás. Posteriormente, Tabitha y Uma se unen al viaje. Miria les dice a las fantasmas que la batalla esta vez sería no sería para sobrevivir, y sería más difícil que la guerra del Norte. Ya que las fantasmas dicen querer quedarse en el norte, Miria dice que se vayan, unidas por las almas de las compañeras que cayeron en Pieta[20].

Viaje al surEditar

Tras una caza de despertar, Rachel y Audrey comentan el extraño suceso en el que Nina y su equipo fueron salvadas, y Rachel dice que posiblemente fueron los fantasmas de Guerra del Norte. Después, Clarice informa a la Organización el suceso en el norte, así como la falta de siete espadas de las veinticuatro claymores caídas
Capítulo 68

Tabitha leyendo el yoki del sur para sus compañeras.

en el norte[21]. Al mismo tiempo, las Fantasmas llegan al sur. Helen expresa su alegría, mientras que Miria pide a Tabitha que revise la zona. Tabitha lee el yõki del lugar, y avisa que hay doce claymores, de las cuales dos eran de dígito único, y parecían ser de dígito único, y se encontraban con dos claymores más débiles, y parecían haber concluido una caza de despertar. De pronto, Tabitha siente un gran yõki que había aparecido repentinamente, y se movía rápidamente, y Clare anuncia lo que era: Riful del Oeste[21]. Audrey y Rachel se enfrentan a Riful, con aparente facilidad[22], hasta que se dan cuenta del verdadero poder de la claymore. Las Fantasmas se encuentran observando la pelea, hasta que Miria, Deneve, Helen y Clare van a salvar a las dos claymores en peligros, dejando a Cynthia, Uma y Tabitha en el monte[23]. Las claymores son salvadas por las claymores, pero Clare se queda y pregunta la situación actual de la Organización[24]. Esto hace demorar a las claymores, preocupando a Uma, que incluso teme por sus muertes. Sin embargo, Cynthia siente el yoki de las claymores acercándose, y las cuatro fantasmas vuelven, con las cuatro claymores del equipo de Audrey en el hombro. Miria se disculpa por la tardanza, y Cynthia pregunta cómo se encontraban las claymores. Miria le dice que habían dos gravemente heridas y dos ilesas. De pronto, Audrey recobra la conciencia, contra todas las posibilidades, y pregunta quiénes eran. Las fantasmas se rehúsan a responder, pero Miria dice que ella tendría que responderle cuál era el nombre de las cinco primeras claymores, lo que Audrey se cuestiona en responder. Miria dice que ellas la habían salvado de un abisal, y no creía que alguien con tan poco honor fuera la número tres. Ya que Audrey se rehúsa a responder nuevamente, Miria le pregunta si Alicia había sido completada. Audrey se sorprende, por lo que Miria da su pregunta por respondida, y dice a las Fantasmas que se retiren. Helen pregunta a Miria que quería decir con ello, y Miria le dice que Alicia era el poder creado para enfrentarse a los abisales, aparentemente, usando su hermana gemela, la número dos, Beth. Antes de irse, Clare pregunta a Audrey si Galatea seguía viva, a lo que Audrey le responde que, según la Organización, había muerto, pero probablemente había desertado. Seguidamente, las Fantasmas se retiran[25].

Verdades en el este y pelea con AgathaEditar

Las siete fantasmas

Las fantasmas se presentan en Rabona.

Clarice y Miata son enviadas a asesinar a Galatea en Rabona.[26] Durante la batalla, Agatha aparece en la ciudad.[27] Cuándo Miata, Clarice y Galatea están en una situación crítica con la anterior número dos, las Fantasmas del Norte aparecen. Agatha pregunta a las fantasmas quiénes eran, y Clare le dice que no necesitaba saberlo, ya que iba a morir.[28] Rápidamente, todas las claymores comienzan a moverse y cortan los pies de la forma cangrejo de Agatha. En ese momento, Miria pone a Galatea en un lugar seguro. Tras sacarse la capucha, Miria dice a las Fantasmas que el enemigo era sólo un despertar. Al ver a las desertoras pelear, Miata dice que las siete fantasmas son muy poderosas, resaltando el yoki de Clare y Miria. De pronto, Agatha se enrolla en sus cabellos, formando una gran forma humanoide que ella hace llamar su cuerpo verdadero. Sin embargo, Tabitha dice a las claymores que esto era falso, ya que su verdadero núcleo era su
Cynthia y Uma atacando a Agatha

Cynthia y Uma atacando a Agatha.

forma humana en constante movimiento. Tras esto, Miria dice que no permitirá que nadie más muera, y usando su nuevo espejismo, parte a Agatha a la mitad de modo horizontal. Tabitha dice que el núcleo se encontraba en el pecho izquierdo, y Uma y Cynthia saltan, distrayendo a Agatha mientras Deneve se posiciona sobre la cabeza de Agatha y corta el hombro izquierdo del despertar, gracias a las indicaciones de Tabitha. Entonces, usando su espada Taladro, Helen destruye el hombro izquierdo de Agatha, liberando al núcleo humano de la número dos. En un rápido movimiento, Agatha agarra a Galatea tras ser cortada por Clare, y dice que se aleje si no quiere que alguien más muera. Clare dice que no tiene a donde huir, y al oír su voz, Galatea la reconoce. Tras cortar el brazo de Agatha con el cortavientos, Clare usa la misma técnica y asesina a Agatha.[29] Clarice observa a las siete desertoras, y se pregunta si eran las claymores que creían haber perdido en la Guerra del Norte. Mientras, Cynthia se acerca a Galatea, cuyo brazo izquierdo había sido cortado, y dice que podía ser regenerado. Galatea se da cuenta que Cynthia pensaba sincronizar el yoki de ambas para ayudar en la regeneración, y dice que era una pérdida de tiempo debido a que era de tipo defensivo. Cynthia le responde que deseaba ayudar, y que, además, así sería más rápido. Miria se acerca y pregunta si los ojos podían ser recuperados (Galatea estaba ciega), y Cynthia le responde que la herida era muy antigua, y que sólo podía aumentar sus habilidades de regeneración, pero no podía hacer nada más. Galatea responde que se había herido para vivir en Rabona, y si hubiera deseado regenerarse lo habría hecho hace tiempo, y que, además, Rabona era para ella más importante que la luz. Entonces, Clarice se levanta y amenaza a las claymores con su espada. Galatea dice a las claymores que su misión era asesinarla, y, dirigiéndose a Clarice, le dice que ya puede hacerlo. Sin embargo, Clarice dice que no puede marcharse después de todo lo que a ocurrido, a pesar de las órdenes de la Organización. Entonces, Miria le dice a Clarice que simplemente no vuelva, y se vuelva una
Capítulo 79

Las Fantasmas y Galatea charlando.

desertora. Durante la conversación, Miria dice que las Fantasmas se quedarán en Rabona temporalmente, ya que estaban ahí para derrocar a la Organización, sorprendiendo a Galatea y Clarice. Galatea dice que ello provocaría una pelea sin sentido entre las guerreras originales y las actuales, además de que, sin la Organización, los humanos quedarían indefensos contra los yoma. Entonces, Miria dice que aquél era el momento para contarles toda la verdad: Poco después de decidir tomar venganza contra la Organización, Miria se encontró con ese dilema, por lo que no tenía material para juzgar, por lo que decidió investigar mientras hacía misiones. Poco después, al sureste de la Organización, encontró una villa muy extraña, que la miraban como si nunca hubieran visto un yoma en su vida. Esto hizo que a Miria se le viniera una idea: los yomas eran creados por la Organización,
Cynthia sorprendida

Cynthia sorprendida al oír la hipótesis de Miria.

sorprendiendo a todos los presentes. Miria dice que, de seguro, todas se habían cuestionado la existencia de los yoma en algún momento, y que la Organización había implantado la creencia lentamente. Galatea dice a Miria que aquello era una simple hipótesis, algo sin fundamento. Sin embargo, Miria dice que si la poseía: las claymores, que, a pesar de ser sólo para matar yomas, eran demasiado robustas. Miria dice que no importa en cuántas batallas la use, su claymore nunca sufrió ni una abolladura, por lo que parecía que habían sido creadas inicialmente para matar despertares o otros, y que, a pesar de todos sus viajes, nunca encontró un material cercano al usado en las claymores, lo que le hizo llegar a la conclusión de que esas espadas no eran creadas con nada de esa tierra. Miria dice que así era como la Organización manejaba su empresa: hacía creer que aquella era la única tierra conocida, pero, realmente, había una tierra más grande afuera de aquél mundo, la cuál no estaba precisamente en paz. Aquella tierra estaba en una guerra sin fin entre diferentes países por razones de territorio. La guerra se dividió en dos bandos, uno de los cuáles era considerado como los Aliados de los Dragones, cuya arma poseía una piel sumamente dura, lo que les permitió tomar control de la pelea. Esto hizo que el otro bando creara nuevas armas, lo que les permitió crear un arma que les permite a los humanos convertirse en monstruos. Sin embargo, las armas son muy poderosas, por lo que la investigación se ha movido a aquella tierra más pequeña: Aquella tierra es el laboratorio para los despertares.[30] Miria les dice que fueron primero enviados a la batalla como guerreros especiales, superiores a los demás en todo aspecto, con poderes innatos que despertaban cuándo se enfrentaban a la familia de los dragones, y cuya liberación del yoki era más fácil para mujeres que para hombres: así era como los despertares aparecieron. Sin embargo, debido al cambio de su conciencia, eran incapaces de regresar a sus bases, lo que provocó que la Organización investigara una forma de manipular despertares: el Enlace de Almas de Alicia y Beth. Galatea pregunta a Miria de dónde había conseguido tanta información, y Miria le dice que poseía un informante en la Organización. Posteriormente, Miria dice a las desertoras que eso era todo lo que había descubierto hasta el momento, con las demás aún sorprendidas. Galatea pregunta si podía hacer algo para ayudar, y Miria le dice que su extraña habilidad para sentir el yoki les serviría para conocer las estrategias de la Organización.[31]

Luego, las Fantasmas, son invitadas por la ciudad a tomar una bebidas por haberlos salvado, con Helen intentando olvidar su dolor por las revelaciones de Miria y ebria. Entonces, Clare pregunta a Sid la razón por la que habían ido a Rabona: saber si Raki había estado ahí. Sid le responde que sí, y que se encontraba tomando la ruta por la que ambos viajaron[31]. Esto provoca que Clare diga a las Fantasmas que deseaba ir al oeste. Miria le dice que vaya, así como a todas la demás, ya que la batalla contra la Organización sea posiblemente la última, pero que debían seguir la regla de mínimo dos juntas. Helen dice que deseaba viajar a su pueblo natal, y invita a Deneve, la que acepta. Miria pregunta a Tabitha, Cynthia y Uma que deseaban hacer, y las tres dicen no tener algún al que ir, por lo que Miria dice a Cynthia y Uma que acompañen a Clare, lo que Cynthia acepta sonriente. Clare dice poder viajar sola, pero Miria dice que la regla era de dos compañeras mínimo, y si deseaba viajar sola la obligaría a quedarse, sobretodo con una personalidad como la suya. Finalmente, Miria dice que eviten el contacto con despertares y claymores,[1] y las Fantasmas emprenden sus viajes[32].

LacroaEditar

Dibujo de Cynthia

Dibujo de Cynthia de como ve la población la tierra.

Caminando, Cynthia avisa a Clare y Uma que habían llegado a la región del oeste, llamada Lautrec. Clare dice que se suponía que ya estaban viajando en Lautrec, y Cynthia le responde que la Organización lo decía por conveniencia, y dibuja la forma de la tierra en la que viven, y la divide con una cruz, diciendo que esas eran las fronteras que creo la Organización, pero que la población las veía de otra forma, y divide la tierra en cuatro partes, esta vez con una región central de la que Rabona forma parte. Cynthia dice que las tres primeras claymores son ubicadas alrededor de la región central (llamada Toulouse) para poder responder rápidamente a los llamados de la Organización, pero que si se pensaba mejor, hasta las de rangos bajos estaban concentradas alrededor. Al darse cuenta de un movimiento de Clare, Cynthia le dice a Clare que ella poseía una mayor rapidez y resistencia que ella, por lo que no podría escapar, y, además, debían seguir las órdenes de Miria. Luego, Cynthia, junto a Uma, sienten el yoki de los alrededores: dieciséis yokis al oeste, con dos de despertares, y ninguna claymore, por lo que deciden ir a la primera ciudad. Cynthia dice que de aquella ciudad provenía el yoki de un despertar, pero que no la detendría de ir, ya que no era la forma de llevar acabo una misión de rastreo. Esto sorprende a Clare y Uma[32].
Las Fantasmas entran a la ciudad, encontrando a tres claymores que habían tomado las píldoras de supresión de yoki. Cynthia se pregunta si, ya que las tres claymores no se habían percatado de la presencia del despertar, que hacían en aquél pueblo mientras esconden sus yokis. Uma entonces avisa que habían llegado
Cynthia y Clare asesinan al despertar

Cynthia y Clare asesinan al despertar.

dos hombres de negro, los cuáles conversan acerca de una claymore, la cuál debían aceptar que fue capturada. Cynthia le dice a Clare que, aparentemente, cazaban a una de las suyas y que el despertar estaba a punto de actuar. Entonces, el despertar toma su forma original y ataca a las claymores, que son salvadas por Cynthia y Clare. Entonces, Uma deja inconscientes a las tres claymores y los dos hombres de negro en un fácil enfrentamiento que incluía a la número catorce, y se pregunta que tan fuertes se habían vuelto. Entonces, Cynthia y Clare se despojan de sus capuchas y atacan al despertar, que se sorprende por la fuerza de las Fantasmas. El despertar libera sus alas, y sale volando. Sin embargo, Uma posiciona su brazo y lanza su espada, la que corta las alas del despertar. Entonces, Clare y Cynthia saltan y cortan al despertar, asesinandolo. Clare pregunta a Cynthia el reporte de daños, y esta le dice que todos estaban a salvo, lo que demostraba que haber ido a la ciudad valía la pena. Clare se sorprende, y le dice que ya comprendía porque la Organización la había calificado de problemática y la había enviado a la Guerra del Norte. Entonces, Clare pregunta que hacían ahí las claymores escondiendo sus yokis, y Rubel aparece, y dice poder responder la pregunta[32]. Rubel patea los restos del asesinado despertar, y dice que nunca había pensado que estuviera ahí. Clare le pregunta que hacía ahí, y Rubel dice que era pura coincidencia. Al ver a los ciudadanos cuchichear, Rubel dice que se fueran a un lugar más alejado. Ya alejados de los ciudadanos, Uma le pregunta a Clare quién era él, y esta le dice que, cuándo era una claymore, él le entregaba las misiones. Cuándo Clare observa a Rubel con odio, este le dice que no lo mire así, ya que estaba ahí para responder todas sus preguntas, como que la Organización estaba moviendo sus fuerzas para buscar a una claymore perdida: Renee, la número seis, el nuevo ojo de la Organización. Rubel dice que, al tiempo de desaparecer Renee, recibieron un mensaje acerca del ataque de Riful al equipo de Audrey y Rachel, pero lo más preocupante era que había dicho que estaba buscando algo con una buena percepción del yoki. Clare le pregunta que creía que estaba buscando Riful, y Rubel le responde que creían que quería revivir los restos de Rafaela, quién mató a la abisal Luciela. Rubel les dice que Rafaela, quién poseía el mismo poder que la abisal, logró matar a Luciela, pero sus restos nunca fueron encontrados, lo que lo llevó a la conclusión de que, si Riful lograba transformar a Rafaela en despertar, la balanza de poderes entre ella e Isley cambiarían inmediatamente. Cuándo Rubel les dice que no tenía motivos ocultos tras contarles aquello, Clare le dice que era igual como le dijo a Miria sobre la guerra en el otro continente, sorprendiendo a Cynthia y Uma. Rubel se da cuenta con esto de que Miria estaba aún con vida, lo que significaba que había más sobrevivientes de la Guerra del Norte, y, a juzgar por las espadas faltantes, eran Helen, Deneve, Tabitha y Undine, pero no creía que Undine dejara la espada de su amiga, por lo que alguien debía haberse llevado su espada. Clare le pregunta a Rubel quién era realmente, y Cynthia dice que no estaba en la Organización, y probablemente era parte del otro bando, posiblemente un espía. Uma dice que, si era un enemigo, podía ser su aliado. Clare dice que no vayan tan lejos, ya que el era, posiblemente, incluso más peligroso que la Organización: El deseaba eliminar a las semi-despertares. Rubel dice que los semi-despertares eran algo que preferían evitar, ya que la Organización podía usarlos para investigaciones, lo que sería peligroso. Rubel dice que, tras enterarse del semi-despertar de Miria gracias a Ophelia, le contó acerca de la guerra en el continente, pero Miria no había actuado como creía que lo haría, por lo que la envió a la Guerra del Norte, pero no esperaba más sobrevivientes. Rubel dice que destruyan la Organización, ya que era una situación útil desde su punto de vista. Uma le pregunta si, ya que era un espía, debía poseer una forma más fácil de destruirlos, pero Rubel le dice que preferirían que se destruyeran ellos mismos, ya que si él lo hiciera, probablemente sólo harían sus instalaciones más alejadas, pero si lo destruyeran sus experimentos fallidos, pensarían dos veces antes de intentarlo de nuevo. Cynthia dice que, a pesar de todo, no comprendía porque les informaba de Renee, ya que el despertar de Rafaela causaría problemas a la Organización. Clare dice que era para que se involucraran en el asunto, ya que sabía que no tenían posibilidad ante Riful, lo que causaría la muerte de los semi-despertares[33]. Rubel le dice que no le importaba lo que pensara de él, ya que sabía que todo aquello pasaría desde que le llevó la cabeza de Teresa. Rubel se aleja, y dice que hicieran lo que quisieran, incluso salvar a Renee o Rafaela, pero que Rafaela le importaba mucho, y que si se conocieran, podían incluso llevarse bien, y se va. Cynthia pregunta que harían acerca de las dos claymores. Clare dice que sigan su plan original, y Cynthia le pregunta que harán si las descubren. Clare le dice que se encargaran de eso cuando ocurra[34].

Dauf y RifulEditar

Viajando por Lautrec, Cynthia y el grupo se encuentra Dauf, y se esconden tras un árbol. Al oír el respiro de Uma, Dauf logra agarrar la pierna de la anterior número cuarenta. Clare corta la pierna de Uma, y dice a Cynthia que agarra a Uma. Entonces, las tres desertoras huyen. Una vez alejadas, Cynthia comienza a regenerar la pierna de Uma, mientras Clare les comunica que irá a la Guarida de la Bruja II en busca de Rafaela[35]. Una vez adentro, Clare se encuentra con Rafaela[36], quién le hereda sus memorias tras un duelo. Esto es sentido por Cynthia, quién siente el aumento masivo del yoki de Clare, que luego se extingue y, posteriormente, siente el nacimiento de El Destructor[37]. Al sentir el yoki de Helen y Deneve huyendo del lugar, Cynthia se apresura en regenerar la pierna de Uma, y se junta con sus dos compañeras, que posteriormente sienten el yoki de Clare y van a buscarla entre la masa de yoki[4]. Tras tomar su forma estructurada, el Destructor libera la primera ráfaga de Roces Parasitarios. Estos golpean la tierra dónde estaban Cynthia y Uma. Cynthia dice a su compañera que se vaya sin ella, ya que con su pierna sería incapaz de ir con una persona. Sin embargo, Uma agarra a Cynthia y le dice que la deje actuar bien de vez en cuando, y ambas huyen del lugar[38]. Escapando, Cynthia avisa a Uma que siente el yoki de una compañera cerca de ahí. Entonces, ambas ven a Beth atravesada por un roce parasitario, e infectada, despierta y ataca a las desertoras. Entonces, comienza la segunda ronda de roces lanzados por el Destructor[39]. Beth ignora a ambas y se enfrenta a la recién llegada Priscilla[40], mientras Cynthia y Uma huyen. Debido a su pérdida de yoki tras sanar a Uma, Cynthia pierde todas sus extremidades y parte de sus órganos internos. Cynthia comienza a hablar de Veronica, diciendo que, a pesar de que sus números estaban tan cerca y ambas habían manejado el equipo, sólo Veronica fue asesinada ante sus ojos, con ella incapaz de golpear una sola vez a Rigardo, y que, aún después de todo ese tiempo, probablemente sólo había seguido a las Fantasmas para buscar un lugar dónde morir. Entonces, Cynthia le pide a Uma que la mate, pero esta se enoja y comienza a sincronizar su yoki con Cynthia, diciendo que lo aprendió cuándo ella sanaba su pierna, y que se quedara callada[41]. Finalmente, Cynthia despierta, y descubre que sigue viva y con todas sus extremidades regeneradas, pero es incapaz de moverse por el momento. Después, Uma siente a las encarnaciones de destrucción acercándose, y va a enfrentarlas. Cuándo se encuentra a punto de morir[42], es salvada por Dietrich y los devoradores de abisales[43].

Tras ser salvadas, Uma y Cynthia observan como el Destructor, anteriormente enguyía el bosque, ahora se concentraba en Priscilla. Cynthia menciona que siente el yõki de Helen y Deneve, por lo que Dietrich, herida, dice que tenía una deuda con ellas luego que salvaran su vida, por lo que si no se arriesgaba, nunca la pagaría. Entonces, Dietrich se interna en el bosque. Finalmente, Helen y Deneve logran salir del bosque, y el flujo del yõki de Deneve se sale de control. Entonces, Uma intercepta y vuelve su loco flujo de yõki a la normalidad. Dietrich aparece y avisa que el Destructor devoró toda criatura viviente, por lo que debían alejarse. Luego, gracias a Helen y Deneve, Uma y Cynthia se enteran de que Clare se unió al Destructor[44].

RabonaEditar

Aprovechando el alboroto, Miria se dirige a la Organización[45], pero es vencida por las guerreras[46]. Entonces, al sentir una gran cantidad de yoki en Rabona, las Fantasmas van al lugar para descubrir que está lleno de despertares y yomas. Cynthia y Uma se unen a la batalla, y finalmente asesinan a todos los monstruos. Posteriormente, Galatea les avisa acerca de la supuesta muerte de Miria, lo que había provocado que la Organización envíe a todos los despertares y yomas al lugar, mientras las Deneve revela a Tabitha y Galatea que Clare se había fusionado con el Destructor[47].

«Bueno, no tenemos otra opción, ¿No?.»
―Cynthia se une al viaje en busca de Miria [fuente]

Tabitha, devastada por la pérdida de su líder, decide ir a la Organización. Sin embargo, Deneve le hace ver que no puede ir sola con ese nivel de poder, y tras recibir un puñetazo de Tabitha, le dice que deberían ir a darle ese puñetazo a Miria también, por lo que las Fantasmas deciden ir a la Organización para confirmar el estado de su líder. Sin embargo, antes de que se vayan, Dietrich se rompe emocionalmente y les revela su historia y como se unió a la Organización. Finalmente, Dietrich acepta unirse a las Fantasmas y parten en busca de Miria[7].

En StaffEditar

Artículo principal: Ataque al equipo de Anastasia

Caminando por las montañas de camino a la Organización, Tabitha siente la presencia de un grupo de claymores, a las que Dietrich identifica como Anastasia, la número siete, y su equipo, asignadas al norte, a quiénes probablemente llamaron para atender la Organización debido a los sucesos. Entonces, Tabitha siente una extraña presencia acercándose: Seres mitad-humano mitad-yoma.[48] Cuándo el equipo está en un estado crítico, las Fantasmas aparecen,[49] asesinando fácilmente al grupo de despertados, mientras Cynthia cura a una herida Phina. Observando la batalla, Nike se sorprende por la habilidad de combate de las desertoras, y Dietrich les dice que, a pesar de poder tomar un camino sin complicaciones, ellas decidieron pasar ahí con la excusa de que si se interpusieron en su camino, debían apartarlos. Mientras, un despertado se dirige al lugar donde se encontraban Uma y Cynthia, pero la primera lo asesina fácilmente, a pesar de la poca confianza en su fuerza. Cuándo las Fantasmas terminan de asesinar a los despertados y Cynthia termina de curar a Phina, Anastasia pregunta que hacían tantos despertados ahí. Entonces, Deneve parece darse cuenta de algo y pide a Tabitha que busque yokis muy pequeños. Finalmente, esta descubre un grupo de pequeñas esencias no muy lejos de ahí. Entonces, Deneve dice que aquellos seres mitad-humanos mitad-yoma no eran claymores, si no que simplemente despertaban, y que los despertados que atacaron Rabona y el pueblo de Dietrich eran los mitad-humano mitad-yoma, y que probablemente estos son colocados a fuera de las ciudades para que, al despertar, ataquen, y de esa forma la gente envíe peticiones a la Organización y esta recolecte dinero.

Cynthia en el Capítulo 113

Cynthia y Helen destruyendo el centro.

Entonces, Anastasia se da cuenta que ellas eran las sobrevivientes de la Guerra del Norte, y estaban ahí para derrocar a la Organización, por lo que les pregunta que harían con las guerreras que se les opongan. Deneve le dice que las enfrentarían y vencerían, pero no tomarían sus vidas, lo que hace sonreír a Anastasia y les ofrece enseñarles el camino a la Organización en paga por lo que hicieron. Deneve pide a Tabitha que elija el camino a seguir: La Organización o el Centro de Investigaciones en las Montañas del Norte.[50] El ojo de las Fantasmas decide atacar el centro, ya que era lo que habría hecho Miria, y las Fantasmas, ahora junto al equipo de Anastasia, destruyen el lugar. Al mismo tiempo, comienza la Rebelión de Claymores.[51]

Dae, científico de la Organización, libera a las tres claymores revividas, Hysteria la Elegante, Roxanne del Amor y el Odio y Cassandra la Comedora de Polvo, para que ataquen a las rebeldes. El extraño e inmenso yoki de las tres es sentido por las desertoras, por lo que deciden aumentar el ritmo y que sólo aquellas que puedan seguirlo vayan[52]. Luego, Cassandra[53], Hysteria y Roxanne despiertan. Hysteria se enfrenta a Miria, y cuándo está a punto de atacarla nuevamente, las Fantasmas evitan el ataque al llegar a la Organización[8].

Rebelión de ClaymoresEditar

Una vez en la Organización, Cynthia y Uma comienzan a regenerar a Miria, con Cynthia preocupándose de retornar el yoki a su normalidad y Uma sanando las heridas. Usando el Vuelo Alado, las desertoras comienzan su ataque. Poco después, Tabitha corta las alas de la nueva abisal, la cuál en un rápido movimiento se aleja. Usando su habilidad de tracción, Cynthia observa como Hysteria se mueve a gran velocidad, hiriendo a Deneve, Nike y Dietrich[9]. Tras terminar de sanar a Miria, Cynthia va a sanar a Dietrich, quién había perdido ya órganos internos, lo que empeoraba con el hecho de que era una claymore tipo ofensivo. Cynthia comienza a regenerarla, mencionando que sería difícil.[10] Finalmente, Cynthia logra sanar a Dietrich a un nivel óptimo, y observa a Miria enfrentarse a Hysteria, y como la lleva lentamente al duelo entre Cassandra y Roxanne. Cuándo finalmente llegan, Hysteria, ahora con nuevas alas, dice a Miria que sólo le quedaba un cabello de los de Anastasia. Entonces, todas el equipo, con un cabello cada una en sus manos, emiten su yoki a través de éstos, y levantan a Miria, volviéndose sus nuevas "alas".[54] Eventualmente, Miria logra meter a Hysteria en la batalla entre Cassandra y Roxanne, y logra asesinarla cuando ésta se ve incapaz de alcanzarla. Cuando Hysteria muere, ocurre una explosión en su yoki, lo que hace aparecer un espectro de Priscilla. Deneve y Helen acaban con él rápidamente. Poco después, Cassandra, que había asesinado a Roxanne, deja a las claymores y va a un destino desconocido.[55]. Luego, Miria, Deneve y Helen van al interior de la Organización. Miria va a un laboratorio subterráneo, donde descubre la naturaleza de los yoma y a Klimt. Miria asesina a Klimt, y sale al exterior. Cynthia, que estaba sanando a las sobrevivientes heridas, observa como Miria levanta la cabeza del líder de la Organización, dando como vencedoras a las Claymores y acabando con la Organización.[56] Poco después, ls Fantasmas descubren que el verdadero destino de Cassandra era la Ciudad Santa de Rabona, donde estaba la forma fusionada del Destructor, y deciden ir allí en el barco secreto de la Organización e intentar liberar a Clare antes de la llegada de la abisal. Miria pide a Cynthia, Uma y Tabitha que cuiden a las heridas, pero éstas se rehúsan, diciendo que ya habían conseguido enseñarles a un grupo de cadetes la Sincronización del Yoki. Finalmente, seis de las Fantasmas del Norte, junto a Raki, finalmente consiguen volver a ir a luchar juntas en busca de su compañera pérdida.[57]

La Ciudad SantaEditar

«Es desafortunado, pero desde esa guerra en el norte estamos estancadas unas a otras. Todas compartimos el deseo de salvar a Clare.»
Tabitha [fuente]

Tomando el barco, las Fantasmas y Raki logran llegar a Rabona en sólo diez días, cuando le habría tomado veinte si hubieran ido caminando. Raki encuentra a una mujer sonriendo y observando Rabona, y le da a conocer que ésta ha sido desahabitada. Entonces, Deneve dice a Raki que observe el alrededor: una gran cantidad de despertares en sus formas humanas estaban observando Rabona. Cuando Miria pregunta el porqué estaba ahí el grupo, un hombre responde que estaban curiosos, ya que la más poderosa de todas las guerreras de la historia estaba ahí, y que, además, deseaban conocer de primera mano a quiénes habían destruído a la Organización. Antes de dejar ir al grupo, el hombre dice que todos los despertares que estaban ahí tenían fe en que sus habilidades le permitirían escapar en caso de que algo ocurriera, y que esperaba que les dieran un buen espectáculo. Miria y el grupo se va, con la capitana diciendo a las Fantasmas que aquél grupo podía ser aún más peligroso que Cassandra si decidían atacar, ya que eran todos poderosos guerreros que habían ocupado altos rangos: la mujer con la que habían hablado era Octavia, la anterior número dos, mientras que el hombre era Chronos, el número cuatro y su compañero era Lars, el número seis. Luego, el grupo entra a Rabona, donde descubren que sólo un pequeño grupo de soldados se habían quedado, junto a Clarice, Miata y Galatea. Entonces, Miria hace una reunión con todos los presentes, donde habla acerca de la inminente batalla. Justo en ese instante, los despertares sienten como Cassandra ha comenzado a avanzar más rápidamente.[58]

El Regreso de la GuerreraEditar

Sid revela a las claymores que los guardias de Rabona habían traído los uniformes de Claymore que habían encontrado en los restos de Pieta, y los Fantasmas del Norte se los ponen. Inmediatamente, Helen ríe, diciendo que usarlos era familiar de forma enfermiza. Entonces, Miria dice que irán a donde el Destructor inmediatamente, ya que Galatea había sentido que Cassandra había comenzado a caminar más rápidamente, por lo que no sería extraño que llegara el día de mañana, o el mismo día. Las Fantasmas, junto a Raki y Galatea, observan al Destructor, cuando Miria pregunta si debían ponerse alrededor y decir el nombre de Clare esperando una respuesta. El anterior Ojo de la Organización dice a las guerreras que, a pesar de que no deseaba arruinar su plan, la idea de liberar a Clare en aquella situación era imposible. Raki se acerca, con Galatea gritándole que un humano no podía hacer nada frente a un Despertar. Sin embargo, Deneve y Miria le dicen al anterior Ojo que Raki había ido a Rabona sólo para hacer aquello, el momento que había esperado durante siete años. El humano toca la masa de yoki, diciéndole que a pesar de haber crecido casi tan alto como Galk y que ya hayan pasado siete años desde su separación, sus manos estaban temblando, y seguidamente, el Destructor lo ataca. Las claymores intentan ayudar a Raki, pero éste les dice que la masa sólo estaba estudiando su cuerpo, y no había golpeado ningún punto vital; Clare estaba realmente ahí. Las armas del Destructor dejan el cuerpo de Raki, mientras éste dice que Clare era quién estaba intentado desesperadamente suprimir la parte salvaje de la entidad. Raki recuerda el momento en el que Clare había despertado en la Catedral de Rabona, y cómo desde ese momento había decidido volverse fuerte para ayudarla, y a pesar de haberse vuelto muy fuerte, seguía siendo el mismo niño de ese entonces, y que, por ende, diría lo mismo que hace siete años: Que estaba feliz de haber sido capaz de viajar con ella, y deseaba estar junto a ella por siempre. Entonces, el Destructor libera su yoki y comienza a fragmentarse, liberando a Clare, que toma la mano de Raki y cae en sus brazos. Sin embargo, las Fantasmas notan que no había herida en ella, y rápidamente se acercan a la claymore cuando un tajo se forma en toda la parte frontal de su cuerpo; el Estigma se había abierto. Rápidamente, las Fantasmas intentan mantener la piel junta, mientas Cynthia busca las herramientas para cocer el estigma y Uma manteniendo la parte inferior junta para evitar la salida de los órganos. Deneve comienza a cocer a su compañera, explicando a Raki que aquél estigma se formaba tras obtener la sangre y carne yoma, y era la única herida que las guerreras eran incapaces de cerrar, por lo que la Organización simplemente las cocía y les dejaba el Estigma para siempre. Con el estigma totalmente cerrado, Clare abre finalmente sus ojos, y observa a sus compañeras, seguidamente girando su cabeza y viendo a Raki por primera vez en siete años. Raki comienza a llorar, y abraza a la guerrera, finalmente reencontrándose.[59]

BatallaEditar

Poco después, dos Veteranas son lanzadas contra la Ciudad Santa, y éstas toman sus formas despertadas. Una de las Veteranas ataca a los Guardias de Rabona, quiénes son protegidos por Miata y Clarice. Cuando ésta última es golpeada, Cynthia y Uma la salvan, mientras Helen y Deneve se unen al grupo. El despertar ataca una segunda vez, y la batalla comienza. Mientras, Miria y Clare asesinan a la otra Veterana, con Clare mostrando su nueva técnica. Entonces, Deneve ataca a la Veterana y descubre que su cuerpo era capaz de regenerarse muy rápidamente, por lo que requerían un golpe de gran magnitud y letal para acabar con ella. Justo en ese momento, Helen finaliza la rotación máxima de su Espada Taladro; cincuenta y cinco giros. Entonces, ambos escuadrones de los Guardias de Rabona realizan sus ataques, lo que la Veterana intenta detener sólo para verse incapaz debido a la Manipulación del Yokide Galatea. Helen libera su espada y asesina a la despertada.[60]

Inmediatamente tras la liberación de Clare, Priscilla deja el Destructor, con la entidad luchando por tomar dominio del cuerpo. Ambas se enfrentan en el lugar donde los Veteranos se reunían para observar la futura batalla. Mientras las Fantasmas del Norte y Galatea observan, Clare aparece, junto a Raki ahora vistiendo su traje de Claymore activa. Cuando Helen menciona que Clare conocía a "aquél monstruo" debido a su venganza, Clare revela a las Fantasmas su pasado; cómo había sido salvada por Teresa, el despertar de Priscilla, y el hecho de que era sólo 1/4 Yoma, finalizando con el hecho de que la única razón de su vida era su venganza, lo que no podía ser cambiado. Miria entrega a Clare su espada Claymore, que había obtenido del Destructor, y le dice que, si lo deseaban, el camino de las personas cambiaba dependiendo de quiénes conocían, y le pregunta si el hecho de que se hubieran conocido era inútil para ella, diciéndole que, desde que se conocían, la venganza que trataba de cumplir ya no era sólo suya. Entonces, Uma estira su espada, diciendo que estaba unidas desde la Guerra del Norte. Cynthia sonríe, mencionando que aquellas eran las mismas palabras que había dicho Tabitha antes del viaje al sur, y estira su espada. La anterior número 31 le sigue, al igual que Helen, Miria y Deneve. Seguidamente, Clare dice a sus compañeras que era obvio que conocerlas no era inútil, ya que ellas eran sus amigas y compañeras irreemplazables, por lo que debían permanecer con vida y reír nuevamente. Con las Fantasmas del Norte finalmente reunidas otra vez, Miria guía al grupo a realizar su último trabajo como guerreras de la Organización.[61]

Mientras, Raki observaba la batalla a cercanía cuando Chronos y Lars aparecen para charlar con él.[60] El trío comienza a hablar acerca de Isley, cuando las Fantasmas aparecen. Entonces, Miria pregunta que hacían ellos ahí, desviándose de la batalla contra Priscilla. Chronos le revela que sólo nueve Veteranos habían salido sin ninguna herida, por lo que estaban intentando mantener la mayor distancia posible de aquél que superaba a los Abisales. Miria le revela que estaban planeando enfrentarse a Priscilla, y unirse a los Veteranos aumentaría sus posibilidades de sobrevivencia, lo que Chronos responde liberando su abrumador yoki (que es sentido con preocupación por las Fantasmas), preguntándole cuál era su plan. Miria le dice que debían, primero que nada, evitar la fusión entre Cassandra y Priscilla al romper el enlace entre ambas, y, si todo salía bien, lograr poner a la abisal en contra de la anterior número 2. Finalmente, Chronos decide que, si bien el plan era muy improbable, Miria lograba ser bastante persuasiva, pero que el y los demás Veteranos decidirían moverse sólo si la fuerza de las Fantasmas entregaba la posibilidad de ganar. Antes de irse, Chronos dice a Raki que, si decidía bien el momento, el podía ser la mayor arma contra aquella que supera a los abisales. De pronto, Chronos y Lars se desvanecen. Inmediatamente, Clare pregunta a Raki si se encontraba bien y de qué habían hablado. Al oír que sólo le habían preguntado que hacía un hombre con un grupo de claymores, Clare se siente aliviada. Entonces, Tabitha revela a las guerreras que la situación no había cambiado, y Cassandra continuaba avanzando a gran velocidad en camino a la Ciudad Santa. Miria envaina su espada, que había sacado bajo la posibilidad de un ataque conjunto entre Chronos y Lars, y dice a las Fantasmas que se pongan en sus posiciones de batalla para seguir el plan; su objetivo era Cassandra la Comedora de Polvo.[62]

CassandraEditar

Poniéndose en posición, Cynthia, Uma y Tabitha se mantienen atrás cuando el resto de las Fantasmas intervienen el camino de Cassandra. Ignorando la aparición del nuevo ser similar a Riful, las desertoras atacan, mientras Cynthia y las demás intentan romper el vínculo entre Cassandra y Priscilla, pero siendo incapaces siquiera de sincronizar sus yokis. De pronto, los miembros femeninos del grupo de Veteranos toman una decisión, y las siete despertares se unen a las Fantasmas para ayudarlas a detener a la Abisal.[63]

Batalla contra PriscillaEditar

Apariencia Física Editar

Cynthia manga

Cynthia durante la Guerra del Norte.

ClaymoreEditar

Cynthia llevaba el cabello con un par de trenzas colgadas hacía adelante y sobre sus hombros, color rubio pálido. Llevaba el uniforme estándar de Claymore[3][64]. Tiene los ojos plateados[3].

  • Brazo dominante: Derecho[15]

Tras siete años, Cynthia lleva el mismo traje negro azabache de todas las otras seis sobrevivientes de la Guerra del Norte, con una especial falda pequeña y unas largas calcetas que le llegan hasta la mitad del muslo. De las siete desertoras, ella es quién lleva menos ropa. En el norte, ella lleva una capa.[5] En el norte utiliza una capucha del mismo color. Ella es generalmente vista sonriendo.

PersonalidadEditar

Cynthia demuestra ser una persona extrovertida y alegre, así como impulsiva en cierta medida, razón por la que es enviada a luchar en la Guerra del Norte. Ésto se demuestra cuando decide ir a Lacroix a pesar de saber acerca de la presencia de un despertar, y utilizando todo su Yoki para ayudar a Uma a pesar de encontrarse muy débil. Tras siete años, Cynthia continúa siendo optimista a pesar de todo por lo que ha pasado junto a las Fantasmas, entre las cuáles parece ocupar un papel maternal. Sin embargo, posee un lado más oscuro que aparece pocas veces. Su mayor, y anteriormente única, razón para continuar viva era la venganza de Veronica, con quién parecía llevar una gran amistad previa a la Guerra del Norte. A pesar de esto, Cynthia alega ser la más débil en fuerza de voluntad entre las siete sobrevivientes, pidiendo a Uma que la mate tras recibir heridas graves, sin contemplar la posibilidad de sobrevivir.

HabilidadesEditar

Cynthia ayudando en la regeneración a Galatea

Cynthia ayuda en la regeneración a Galatea[30]

Manipulación del YõkiEditar

Durante los siete años en las montañas de Alphonse, Cynthia desarrolló la capacidad de manipular el yõki, que, sincronizando con el de otra persona, es capaz de ayudar en la regeneración. Esto se muestra cuando ayuda a Uma a hacer volver a crecer en su pierna que había sido aplastada y posteriormente cortado por Clare[35].

Supresión de YõkiEditar

Después de haber pasado siete años escondida en las Montañas del Norte, Cynthia ha aprendido a suprimir por completo su yõki, manteniendo la capacidad de ataque y ser capaz de leer el yõki de los demás[5].

RelacionesEditar

Claymore wiki tiene 20 archivos relacionados con Cynthia.
Cynthia ataca a Rigardo

Cynthia ataca a Rigardo luego que este asesinara a Veronica[15].

VeronicaEditar

Ella parece haber conocido Veronica algún tiempo en el pasado, dirigiéndose hacia ella como una amiga. El hecho de que sus números están tan cerca puede tener algo que ver con eso. Tras siete años, la principal motivación para vivir y acabar con la Organización de Cynthia es vengar a Veronica.[20]

MiriaEditar

Cynthia respeta la autoridad Miria y aparentemente sigue obedientemente sus órdenes. Por otro lado, su lado travieso surgió cuando Cynthia, Clare y Uma se dirigieron a Lacroa y lo exterminan sin tomar en cuenta las órdenes de Miria[32].

ClareEditar

Cynthia respeta el poder de Clare, pero sabe que ella es impulsiva. Ella trata de aconsejar a Clare y detener su comportamiento naturalmente impulsivo. Por otro lado, Clare se sorprendió por el comportamiento de Cynthia durante su estancia en Lacroa donde ayudaron a exterminar a un pueblo que despierta, por lo que Clare se da cuenta por qué la Organización se refirió a ella como una "niña problemática"[32].

UmaEditar

Después de que Cynthia haya gastado la mayor parte de su energía en ayudar a regenerar la pierna de Uma, esta última la salva del ataque de una infectada Beth. Uma se sintió perturbada en especial cuándo Cynthia dice que es, de las siete sobrevivientes, la que tiene la menor voluntad. Fue en ese momento particular, que Uma aprendido a alinear y manipular su yoki para ayudar a Cynthia a regenerar las heridas mortales de otro modo.[41] Desde entonces, las dos se hicieron más cercanas.

Deneve y HelenEditar

Entre bastidoresEditar

Cynthia realizó su primera aparición en el capítulo cincuenta de Claymore, La Guerra del Norte, Parte I, y fue identificada en la siguiente instalación del manga, La Guerra del Norte, Parte II. Ambos fueron publicados en el noveno tomo de Claymore, La Guerra del Norte, tomo que cubría los comienzos de la Guerra del Norte y su primera batalla. El 31 de julio del 2007, Nippon Television emitió "La Guerra del Norte", marcando el debut de Cynthia en la adapatación a anime de la serie. Su voz fue interpretada por Miho Miyagawa. Anastasia Munoz la interpreta en el doblaje de Funimation Entertainment.

Físicamente, Cynthia es muy similar a Ryoko Koiso, personaje principal de Angel Densetsu, el primer manga serializado de Norihiro Yagi.

EtimologíaEditar

"Cynthia" es la transliteración del japonés "Shinshia" (シンシア).

Cynthia deriva del griego "del monte Kynthos". Este es también uno de los nombres de Artemisa, la diosa griega de la luna.[65]

AnimeEditar

En el anime, la historia de Cynthia después de la Guerra del Norte es ligeramente distinta. Antes de la llegada de Rigardo, este llama a sus subditos, dejando a cerca de quince claymores sobrevivientes a la guerra. Cynthia, junto a varias claymores más, se encuentra en una casa mientras Clare y Rigardo se enfrentan. Cynthia se encarga de ayudar a las heridas, incluyendo a Miria. Cuándo Clare deja Pieta para luchar contra Priscilla, Cynthia es vista viva, a pesar de que su destino es desconocido.

AparicionesEditar

Cynthia es herida en la Guerra del Norte

Cynthia es herida en la Guerra del Norte.


CuriosidadesEditar

Notas y ReferenciasEditar

  1. 1,0 1,1 Claymore manga titular Capítulo del Manga – "Capítulo 82"
  2. 2,0 2,1 Crónicas de Destrucción Yoma III
  3. 3,00 3,01 3,02 3,03 3,04 3,05 3,06 3,07 3,08 3,09 3,10 3,11 3,12 3,13 3,14 Claymore manga titular Capítulo del Manga – "Capítulo 51"
  4. 4,0 4,1 Claymore manga titular Capítulo del Manga – "Capítulo 93"
  5. 5,0 5,1 5,2 5,3 5,4 5,5 5,6 5,7 Claymore manga titular Capítulo del Manga – "Capítulo 66"
  6. 6,0 6,1 Claymore manga titular Capítulo del Manga – "Capítulo 53"
  7. 7,0 7,1 Capítulo 109
  8. 8,0 8,1 Capítulo 121
  9. 9,0 9,1 Capítulo 122
  10. 10,0 10,1 Capítulo 123
  11. Claymore manga titular Capítulo del Manga – "Capítulo 50"
  12. Claymore manga titular Capítulo del Manga – "Capítulo 52"
  13. Capítulo 54
  14. 14,0 14,1 Capítulo 56
  15. 15,0 15,1 15,2 15,3 Capítulo 57
  16. Capítulo 60
  17. Capítulo 61
  18. Capítulo 62
  19. Capítulo 65
  20. 20,0 20,1 Capítulo 67
  21. 21,0 21,1 Capítulo 68
  22. Capítulo 69
  23. Capítulo 70
  24. Capítulo 71
  25. Capítulo 72
  26. Capítulo 73
  27. Capítulo 75
  28. Capítulo 77
  29. Capítulo 78
  30. 30,0 30,1 Capítulo 79
  31. 31,0 31,1 Capítulo 80
  32. 32,0 32,1 32,2 32,3 32,4 Capítulo 83
  33. Capítulo 84
  34. Capítulo 85
  35. 35,0 35,1 Capítulo 90
  36. Capítulo 91
  37. Capítulo 92
  38. Capítulo 94
  39. Capítulo 96
  40. Capítulo 97
  41. 41,0 41,1 41,2 41,3 Capítulo 98
  42. Capítulo 101
  43. Capítulo 102
  44. Capítulo 105
  45. Capítulo 106
  46. Capítulo 107
  47. Capítulo 108
  48. Capítulo 110
  49. Capítulo 111
  50. Capítulo 112
  51. Capítulo 113
  52. Capítulo 115
  53. Capítulo 119
  54. Capítulo 124
  55. Capítulo 125
  56. Capítulo 126
  57. Capítulo 127
  58. El Destino de la Ciudad Santa
  59. El Regreso de las Guerreras
  60. 60,0 60,1 Claymore manga titular Capítulo del Manga – "Capítulo 131"
  61. El Último Campo de Batalla
  62. Claymore manga titular Capítulo del Manga – "Capítulo 132"
  63. Claymore manga titular Capítulo del Manga – "Capítulo 133"
  64. Episodio 18
  65. Behind the name (en inglés)
  66. Episodio 21

Véase tambiénEditar

Fantasmas del Norte
Individuos
MiembrosCapitana Espejismo Miria · Cynthia · Deneve · Helen · Tabitha · Uma · Clare
Principales aliadosAnastasia · Dietrich · Galatea · Nike · Phina · Keira · Clarice · Miata
Véase también
Guerra del Norte · Caza a las Montañas Pablo · Deserción · Rebelión de Claymores
[editar]
Guerra del Norte
Eventos
Guerra del Norte · Primera batalla · Duelo entre Clare y Flora · Destrucción de la ciudad de Alphonse sin identificar I · Reunión · Invasión de Pieta · Duelo en Pieta · Última Batalla
Individuos
Formación de batalla de Pieta
Armada del NorteIsley · Rigardo · Gaheh · Despertar maniquí · Despertar sin identificar · Despertar sin identificar · Despertar sin identificar · Equipo de Reconocimiento: Despertar sin identificar · Despertar sin identificar · Despertar sin identificar
Véase también
Alzamiento de Isley · Pieta · Dabi · Caza a Alphonse
[editar]

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar