Fandom

Claymore Wiki

Clarice

1.263páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión6 Compartir
Clarice 3.jpg
Clarice
Información biográfica
Lugar de nacimiento

Ciudad natal de Clarice, Isla Experimental[1]

Lugar de muerte

Rabona, Toulouse, Isla Experimental[1]

Información de Claymore
Símbolo

Simbolo de Clarice.png[2]

Alias

La guerrera del cabello de color[3]

Rango

47[4] (anteriormente[5])

Ataques especiales

Enlace de Almas[6][7]

Información física
Especie

Claymore[4]

Género

Femenino[4]

Brazo dominante

Derecho[4]

Color de cabello

Marrón[4]

Color de ojos

Plateados[4]

Información cronológica y política
Afiliaciones
Generaciones

Generación de Clarice[4]

«Aún tienes algo de color que normalmente debería haber desaparecido cuando te convertiste en mitad humana, mitad yoma, y ni siquiera puedes controlar la temperatura de tu cuerpo lo suficiente para soportar el frío, así que con suerte conseguiste el último número. ¡Una simple creación fallida!.»
Nina [fuente]

Clarice fue la claymore femenina número 47 de La Organización durante su generación, siete años después de la Guerra del Norte. Antes de ser una guerrera, Clarice creció huérfana y pobre, hasta que su ciudad natal fue destruida por un grupo de despertares. Posteriormente, Clarice fue reclutada por La Organización. A diferencia de otras guerreras, tras su transformación, Clarice mantuvo el color marrón de su cabello, perdiendo sólo un poco de fuerza, lo que la lleva a ser constantemente referida como La guerrera del cabello de color. Como resultado de la transformación fallida, Clarice tenía un yoki débil, y su percepción podía llegar a desaparecer totalmente en momentos. El Hombre de Negro Rado fue asignado a ella. Una creación fallida, Clarice fue asignada al último puesto, y eventualmente asignada al equipo de caza de Nina, encargado de la región abandonada de Alphonse, luchando en la Caza a Dabi, en la cual encontró los restos de las caídas en la Guerra del Norte. Tras esto, fue asignada como tutora de la número 4, Miata, una pequeña claymore mentalmente inestable. A pesar del miedo inicial de Clarice, ambas llegaron a desarrollar un fuerte vínculo, con Miata tratando a Clarice como su madre, y con Clarice finalmente aceptando el trato y respondiendo.

Ella, junto a Miata, son asignadas para asesinar a la desertora Galatea, escondida en Rabona. Una vez ahí, se encuentran con la presencia de la anterior número 2, Agatha, la cuál es vencida por las Fantasmas del Norte. Poco después de esto, Miria revela a éstas la verdad sobre los origenes de La Organización, haciendo que Clarice deserte de La Organización y se quede en Rabona junto a Miata. Tras la Rebelión de Claymores, Clarice y Miata se quedan en la Ciudad Santa para luchar durante la inminente batalla. Cuando Europa decide atacar Rabona, Clarice y Galatea deciden hacer el Enlace de Almas con Miata debido a su fuerte vínculo. El despertar se desestabiliza durante la llamada Invasión de la Ciudad Santa de Rabona, con Miata comenzando a atacar ciudadanos. Entonces, Clarice decide despertar para llamar la atención de Miata y regresarla a la normalidad. Clarice resulta exitosa, con Miata volviendo a su forma humana tras matar a Europa, al coste de su propia vida.

BiografíaEditar

Vida tempranaEditar

«No tenía nada. Era una vida buscando en la basura, bebiendo agua sucia, y haciendo mi cama entre escombros y ruinas. Y sobre todo, no tenía la fuerza para salir de esas circunstancias.»
―Clarice, acerca de su vida como humana. [fuente]
Clarice joven.jpg

Clarice como humana.

Como una humana, Clarice tenía el cabello de un fuerte color marrón, y muy largo. Clarice era huérfana, y no tenía a nadie cercano, viviendo miserablemente en su ciudad natal. Un día, su ciudad fue masacrada por un grupo de despertares, pero la humana no se vio alterada sentimentalmente. Poco después,[1] Clarice se unió a La Organización como una claymore, siendo implantada con la sangre y carne yoma. Sin embargo, durante el implante, algo resultó erróneo, y Clarice no fue capaz de completar la transformación: su cabello original se mantuvo, y su habilidad para sentir el yoki se volvió muy débil.[4] La mantención de su cabello provocó a Clarice, por primera vez, la sensación de ser especial.[1] A diferencia de las demás creaciones fallidas de La Organización, Clarice fue dejada vivir, probablemente debido a la falta de guerreras tras la Guerra del Norte. Cuando fue informada por su Hombre de Negro, Rado, acerca de cómo se acababa con las creaciones fallidas, éste se rió, e hizo que Clarice se diese cuenta de cómo eran vistas las creaciones fallidas.[8] Su bajo nivel de fuerza debido a la fallida cirugía provocó la asignación del número 47.[4]

Caza a DabiEditar

«Soy Clarice. Mi número es el 47.»
―Clarice se presenta al equipo de caza de Nina [fuente]

Siete años después de la Guerra del Norte, Clarice fue enviada a una caza de despertar al norte, a pesar de ser la claymore de menor rango y una claymore fallida. Una vez en Alphonse, Clarice viajó a través de las ciudades afectadas por la guerra, como Pieta. Al llegar a Dabi, Clarice se encontró su equipo de caza, liderado por la número nueve, Nina, y conformada por dos otras claymores. Al verla con la capucha, Nina le exigió que mostrara su cara, y se enfureció al descubrir que tenía el cabello café y era la claymore de menor rango. Exasperada, Nina y las dos claymores ignoraron a la número cuarenta y siete, llendo directamente a cazar despertares. Cuando Clarice, sorprendida, le dijo que deberían esperar, Nina le responde que para vivir debía luchar, y si no podía hacerlo, simplemente muriera. Seguidamente, el grupo avanza en busca de su objetivo.[4]

Las Espadas de las caídas.png

Clarice encuentra las espadas de las caídas en la Guerra del Norte.

Una vez subiendo una montaña, Clarice preguntó a las claymores porque estaban buscando despertares tan al norte, molestando a su capitana. Una de las dos claymores le dice entonces que, desde la Guerra del Norte, La Organización había empezado a cazar despertares tan pronto como oyera de sus paraderos. Entonces, Nina avisa que el despertar ya estaba ahí: un gran despertar aparece, atacando a las claymores. Las tres claymores esquivan, pero Clarice es golpeada y se desmaya al sentirse golpeada por una roca. El equipo sobreviviente continúa luchando, pero cuando estan a punto de acabar con su objetivo, otros dos despertares se unen, dejando inconscientes a todo el grupo. Cuando están a punto de comer, un grupo desconocido asesina a los tres despertares. Clarice despierta, descubriendo que todo el equipo estaba vivo, y sus enemigos habían muerto. Caminando, la claymore descubre que estaban luchando junto a un cementerio: las espadas de las caídas en la Guerra del Norte.[4] Contando las claymores, Clarice se da cuenta que, de las veinticuatro, faltaban siete,[9] que Rubel identificaría como las espadas de Miria, Undine (Clarice había contado la de la amiga de Undine), Deneve, Helen, Cynthia, Tabitha, Uma y Clare.[10]

Cuidando a MiataEditar

Al retirarse de Alphonse, Clarice vuelve a Staff, donde informa a La Organización de su descubrimiento, pero es ignorada debido a que no había verificado el número de cuerpos. Rimt le informa que será sacada del equipo del norte, y le pide a todos que se retiren. Clarice se acerca de su hombre de negro, Rado, y le pregunta que debía hacer. El hombre le responde que sería asignada al cuidado de Miata, la número cuatro, quién debía estar en las celdas. Al llegar a la celda, se encuentra con la claymore: una pequeña niña de largísimo cabello. La número cuarenta y siete da un paso, pero en un rápido movimiento es golpeada por Miata. Furiosa, la pequeña claymore la acusa de la muerte de su madre, pero cambia su conducta rápidamente. Rompiendole el uniforme, Miata comienza a imitar la lactancia materna en Clarice, quién se da cuenta que, a pesar de ser la número cuatro, Miata era una simple niña. Esto hace a Clarice cuestionarse que eran las claymores realmente.[11]

Poco después, Miata creó un fuerte lazo con Clarice, creyendo que es su madre y tratándola como tal. Al ver esto, La Organización decidió que Miata era ya mentalmente estable como para ser enviada a una misión:[12] asesinar a la anterior número tres, la desertora Galatea.[13] Entonces, Clarice es informada
Clarice corta un árbol.PNG

La espada de Clarice queda atrapada en un árbol.

acerca de la increíble habilidad de Miata: la extrema sensibilidad de sus sentidos, que la hacen capaz de sentir los movimientos y las habiliades de sus oponentes sin la necesidad de liberar yoki o de leerlo. Clarice y Miata comienzan su viaje en busca de Galatea, y mientras se refugian en un bosque, son atacadas por un grupo de yomas. Inicialmente ambas luchan, con Clarice teniendo notoriamente más problemas. De pronto, la espada de la número cuarenta y siete se queda atrapada en un árbol, quedando libre para ser atacada por los yoma. Sin embargo, Miata lanza su espada antes de que los yomas sean capaces de hacerle daño alguno. Quedando desarmada, varios yomas saltan sobre Miata, quién, sorprendentemente, atraviesa a los yomas con sus propias manos, destruyendo sus cuerpos. Mientras avanza hacia su "madre", Miata corta la cabeza de un yoma con sus manos, y destruye la de otro con solo pisarla. Clarice abraza a la pequeña claymore, diciendo que temía más de ella que de todos las otras especies. Poco después, ambas llegan a la ciudad de Rabona, en Toulouse, donde Miata dice sentir la presencia de una claymore muy fuerte: Galatea.[12]

Operación en RabonaEditar

Miata y Clarice en Rabona.PNG

Clarice y Miata hablan con Sid y Galk.

Artículo principal: Operación a Rabona (Clarice)
Con capuchas negras puestas para ocultar sus uniformes y espadas, ambas claymores se infiltran en la ciudad. A pesar de sus capuchas, un guardia es capaz de ver la punta de la espada de Clarice, por lo que ambas se ven obligadas a huir. Perseguidas por los guardias, Miata y Clarice llegan a un lugar sin salida, pero son salvadas por Sid, quién les ofrece ayuda para huir. Una vez en un lugar seguro, Sid les presenta a Galk, otro guardia. Cuando Clarice cree que ha sido engañada, Sid le dice que no se preocupe, ya que desde que otra claymore salvó la ciudad, las políticas habían comenzado a cambiar poco a poco. Entonces, Clarice pregunta si había alguien en la ciudad que se disfrazara como una ciega. Sid responde que había alguien. Una vez al lado de la Catedral de Rabona, Clarice se enfrenta a la Galatea, disfrazada como la Hermana Latea. Miata ataca a Galatea, quién es capaz de esquivarla, hasta que consigue su espada, que estaba escondida en una madera. Una vez equipada con esto, Galatea pregunta a Clarice si era realmente una claymore, ya que tenía un yoki muy
Segunda Operación a Rabona.png

Clarice y Miata en Rabona, durante la Operación a Rabona.

pequeño. La número cuarenta y siete le responde que era imposible que sintiera su yoki, ya que había tomado las píldoras de supresión de yoki. Sorprendida, Galatea se saca la parte superior de su traje de monja, revelando que era realmente ciega, y que desde que había perdido la visión había sido capaz de leer el yoki como nunca antes. De pronto, suenan los gritos de algo desconocido, algo mucho peor que el yoma de siete años atrás:[14] un despertar de increíble tamaño. Sobre la gigante estructura parecida a un cangrejo se encuentra una hermosa joven, cuyo cabello está unido a la gran estructura. La mujer agarra a un grupo de guardias y los mutila, bebiéndose su sangre. Sid ataca por atrás, y es atrapada por el despertar, pero es salvada por Galatea, quién lanza al humano a Clarice. Entonces, Galatea identifica al despertar como Lluvia Roja Agatha, la anterior número dos, y revela que dejó que La Organización la encontrara para que enviaran claymores lo suficientemente fuertes como para acabar con el despertar. A pesar de la presencia de Agatha, Clarice continúa con la misión, y mientras Agatha lucha contra Galatea, Miata intenta asesinarla. Eventualmente, Galatea pierde un brazo en su pelea con Miata.[15] Comienza a llover, mientras que la pelea se vuelve entre Galatea y Miata, con Agatha observando. De pronto, Clarice se da cuenta de que algo anda mal con Miata, y cuando la número cuatro deja de luchar, la número cuarenta y siete se da cuenta que todo su cuerpo estaba cubierto de heridas.[16] Agatha ataca a Clarice, por lo que Miata finalmente la nota y ataca. Sin embargo, el despertar dice que es demasiado tarde. Agatha intenta atacar a Clarice, pero sus tentáculos son atrapados por Miata, quien la mantiene con su increíble fuerza. Agatha se sorprende, pero corta los brazos de la pequeña claymore. Usando sus tentáculos, Agatha atrapa a Miata y Galatea, dejando a Clarice como la única posible atacante. Miata pide ayuda a Clarice, pero esta se declara muy débil y huye. Sin embargo, vuelve y libera a Miata, y la abraza, retándola por ser tan fuerte y ser tan pequeña. Ambas comienzan a llorar, y con los guardias y todas las claymores vencidas, la batalla parece perdida. Sin embargo, Galatea siente como la estructura de Agatha es cortada por una espada invisible. Entonces, todos observan un grupo de siete desconocidas con capuchas. Una de ellas, la única mostrando su cara, dice a Agatha que no necesitaba saberlo, ya que moriría ahí.[17]

Fantasmas del NorteEditar

El grupo se dispersa y se dispone a destruir la estructura del despertar. Una de ellas salva a Galatea, y se revela: Fantasmagórica Miria, la anterior número seis y la capitana de la Formación de batalla de Pieta durante la Guerra del Norte. El grupo se dispone a atacar a Agatha, quién toma una forma humanoide gigante. Una de las claymore revela que aquella forma era una farsa, y que el verdadero cuerpo de Agatha era el humano, que se estaba moviendo en el interior del gigante. Miria corta al despertar a la mitad horizontalmente, mientras que, usando doble esgrima, Deneve la corta verticalmente. Con la guía de Tabitha, Helen usa la Espada Taladro y destruye el hombro de la forma humanoide gigante, dejando al descubierto la forma humana. Agatha, en un intento desesperado por sobrevivir, atrapa a Galatea como rehén. Clare repite lo que dijo al inicio, y usando el Cortavientos, termina con Lluvia Roja Agatha.[18] A dejado de llover. Clarice se da cuenta que el grupo consta de siete personas, y las identifica como las sobrevivientes de la Guerra del Norte: las Fantasmas del Norte. Clarice se levanta y apunta su espada contra Galatea, quien esta vez esta dispuesta a morir. Sin embargo, Clarice se ve incapaz de desarrollar la misión debido a lo que acababa de vivir. Entonces, Miria le dice que simplemente no vuelva a La Organización, ya que era el único camino: si volvía y decía que no había encontrado a Galatea, sería asesinada antes de que se diera cuenta, por lo que desertar era el único camino, y que se podía quedar ahí en Rabona con ellas, ya que el que esta fuera la ciudad sagrada aun contara para algo. Además, necesitaban quedarse, ya que estaban ahí para derrocar a La Organización. Galatea le responde que eso era estúpido, ya que para acabar con La Organización tendría que pelear con las claymores, y que, además, con la destrucción de las claymore, los humanos quedarían a merced de los yoma, ya que el motivo de vivir de las claymore era salvar a los humanos. Entonces, Miria dice que aquél era el momento para contarles todo lo que sabía: A penas había decidido acabar con La Organización, tras la muerte de Hilda, Miria se había encontrado rápidamente con aquel dilema, por lo que comenzó a intentar recopilar información para juzgar a La Organización, viajando a través de toda la tierra, hasta que un día encontró una villa muy bien escondida. Al verla, los ciudadanos se sorprendieron increíblemente, como si no hubieran visto nunca un yoma, cosa extraña ya que los yoma eran una especie que se suponen existían desde siempre. Entonces, una idea se le ocurrió: los yoma eran creados por La Organización. Cuando Galatea se queja de que no tenía prueba, Miria decía que si la tenía: su claymore. A pesar de haberla usado en todas su batallas, Miria notó que su espada nunca se había roto, y que era tan robusta, como si se hubiera creado para asesinar despertares o otros, y que a pesar de haber viajado a través de toda la tierra, nunca había encontrado un material cercano al de su espada, por lo que llegó a la conclusión de que las espadas claymore no eran creadas en esa tierra. La Organización hacía creer que aquella era la única tierra existente, pero había una mucho más grande, un continente. Sin embargo, el continente no estaba en paz, si no que peleaban una guerra por razones de territorio. La guerra se había dividido en dos lados, uno considerado como los Aliados de los Dragones, cuya arma era una especie de fuerte piel. El otro lado rápidamente comenzó a desarrollar un arma para superar a sus enemigos, y finalmente crearon una nueva, que permitía a los humanos transformarse en monstruos. Pero debido al gran poder de los monstruos, solían destruir sus propias armadas, así que decidieron llevar sus instalaciones a una isla más pequeña. Eso quería decir que aquella tierra era el laboratorio de los despertares.[5] Miria revela que La Organización ha logrado en parte su objetivo al desarrollar el Enlace de Almas con Alicia y Beth. Tras esto, las claymores se van a celebrar la victoria a una taberna de Rabona.[3] Poco después, Clarice y Miata toman un baño, pero Miata huye a la mitad ya que le asustaba el agua. Vincent dice a Miata que vaya a tomar su baño, y observa su estigma, sorprendiense inicialmente, pero asimilandolo rápidamente: ya había visto el cuerpo de una claymore siete años atrás, el de Clare. Poco después, las Fantasmas se separan. Miria y Tabitha se quedan en Rabona junto a Clarice, Miata y Galatea, mientras que Clare, Uma, Cynthia, Helen y Deneve parten por distintos motivos.[19]

La rebelión y la nueva abisalEditar

Clarice: «¿Eh?. Vine aquí esperando ver una pelea. ¿Qué pasó?.»
Galatea: «Nada. Todo está a punto de comenzar.»
— Clarice y Galatea ven a las Fantasmas del Norte partir en busca de Miria. [fuente]
Clarice 2.png

Clarice observa a las Fantasmas del Norte partir a La Organización.

Eventualmente, Miria deja inconsciente a Tabitha y parte a La Organización para desarrollar su plan y acabar con ésta.[20] Una vez ahí, Miria es dejada presuntamente muerta por las claymores tras ser sobrepasada por la habilidad de Raftela, la número diez.[21]. No mucho después, Rabona es atacada por un grupo de despertares y yomas, con Clarice y Miata encargandose de los yoma y Tabitha y Galatea de los despertares. Cuando el grupo parece ser sobrepasado, Deneve, Dietrich, Uma, Helen y Cynthia llegan, acabando en poco tiempo con todos los monstruos. Entonces, Galatea dice al grupo que el grupo había sido enviado por La Organización debido al ataque de Miria, por lo que probablemente había muerto. También nota que el equipo de vuelta no incluía a Clare, que se habia fusionado con el Destructor.[22] Al enterarse de la posible muerte de su líder, las Fantasmas deciden partir a buscar a su capitana y descubrir si está realmente viva. Poco antes de partir, Dietrich se une al grupo y van a La Organización. Clarice y Miata llegan poco después, y Clarice dice que esperaba que pelearan. Galatea menciona que espera que el grupo vuelva con Miria.[23] Mientras el grupo se enfrenta en la Rebelión de Claymores, la masa de yoki que ahora era el Destructor comienza a tomar forma humanoide luego que Priscilla, quién había quedado atrapada tras el Desastre de Lautrec, comenzara a intentar salir. Ésto provoca que la ciudad sea vaciada como forma de prevención, dejando sólo a un pequeño grupo de soldados junto a las claymores.[24]

El regresoEditar

«Yo... he sido muy bien tratada por la gente de esta ciudad, y de verdad me gusta mucho. Es por eso que incluso alguien como yo... Quiero hacer algo por esta ciudad, incluso si no es mucho.»
―Clarice, a Helen, acerca de la inminente batalla. [fuente]

Más de diez días después, el grupo de las Fantasmas vuelve, esta vez con Raki y Miria. Clarice comienza a llorar, llamando a Miria capitana, sorprendiendo a Helen. Poco después, aparece Galatea, que decide ir a mostrar a las Fantasmas la razón por la cual habían vaciado la ciudad, dejando sólo a un grupo de soldados que se habían quedado por su propia voluntad. Al llevarlas a la salida, las claymores descubren la forma que Priscilla había tomado, provocando que Miria convoque una reunión. En ésta, la anterior número 6 da a conocer la inminente llegada de Cassandra y la posible destrucción de Rabona. Clarice pregunta que debían hacer y Miata, a lo que Miria dice que debían alcanzar a los ciudadanos y quedarse fuera de batalla. Clarice se rehúsa, diciendo que prefería quedarse y pelear. Helen, molesta, dice que ella, una claymore de cabello de color, no podría hacer nada en la batalla. Clarice le responde que ella había sido muy bien tratada en la ciudad, y realmente se preocupaba por ella. Entonces, Miria acepta que se queden, y Clarice, contenta, dice que dará su mejor esfuerzo. Poco después, Deneve dice a Helen que luego se disculpe con la anterior número cuarenta y siete. Seguidamente, mientras Sid da a conocer que habían recolectado un grupo de cosas, Chronos, un miembro del grupo de despertares veteranos que rodeaban la Ciudad Santa, siente como Cassandra había aumentado la velocidad.[25] Eventualmente, Sid revela que lo que había recolectado eran los uniformes claymore de las Fantasmas del Norte que había encontrado en las ruinas de Pieta, mientras que Galatea da a conocer que, tras aumentar su velocidad, la llegada de Cassandra debía ser al día siguiente o en ese mismo.[24] Luego que las Fantasmas del Norte liberen a Clare de la Masa, Priscilla y el Destructor son liberadas, y comienzan una batalla interna por el cuerpo del Monstruo de un Sólo Cuerno en el lugar donde los Veteranos esperaban la batalla.[26] Poco después, dos Veteranas se ven obligadas a entrar violentamente en Rabona en busca de refugio, y toman sus formas despertadas, comenzando la primera escaramuza. Entonces, Clarice y Miata entran en batalla. Torpemente, Clarice se ve incapaz de darle un golpe al despertar, que es finalmente asesinado por la Espada Taladro de Helen.[27]

Eventualmente, las Fantasmas dejan Rabona para poder luchar contra Cassandra en un valle cercano a la ciudad.[28] Una vez fuera de la ciudad, y comenzando la batalla, las Fantasmas se alían con los Veteranos, incluyendo a Chronos, Octavia el Caballo Salvaje, Lars y Europa la Perezosa.[29]

Protegiendo la ciudadEditar

Artículo principal: Invasión de la Ciudad Santa de Rabona
«Ahora llega el momento en que debemos proteger nuestra tierra–la Ciudad Santa de Rabona.»
―Galatea, ante la llegada de Europa [fuente]
Galatea y guerreras.jpg

Junto a las demás guerreras, Clarice espera la llegada de Europa.

Mientras esperaban la conclusión de la batalla, Clarice, Galatea y Miata fueron testigos de la llegada de un gran número de guerreras que lucharon en la Rebelión de Claymores, incluyendo a Rachel, Anastasia, Audrey, Nike, Raftela y Dietrich. Mientras, en la batalla contra Cassandra, Europa toma su forma despertada, advirtiendo que, una vez en aquella forma, su hambre se desarrollaba a mucha mayor velocidad. Cuando Clare realiza un golpe masivo a Cassandra, destruyendo la parte superior de su cuello y un torso de Priscilla que había aparecido con anterioridad, Cassandra finalmente vuelve a sí misma, y comienza a utilizar una mayor velocidad. Entre esto, Europa comienza a oler el olor a vísceras proveniente de Rabona, probablemente debido al gran número de guerreras reunidas, y decide ir en dirección a la Ciudad de los Santos para devorar a quiénes estén ahí.[30]

Esto es sentido por Galatea, que dice a Clarice que se acercaba un poderoso despertar. Clarice le pregunta si aquello era un problema, y Galatea da a conocer a todas las guerreras que aquél era su turno de entrar a la Batalla de Rabona para proteger su ciudad.[30]

Enlace de AlmasEditar

Cropped25.jpg

Clarice y Galatea realizan el Enlace de Almas en Miata.

Antes de que Europa se acercara a la ciudad, Clarice y Galatea deciden intentar realizar el Enlace de Almas entre Clarice y Miata–Clarice sincronizaría su yoki con el de Miata, y cuando esta despertara, Clarice controlaría su yoki para mantener su corazón humano. Cuando Europa llega a Rabona, Clarice y Miata comienzan a sincronizar sus yokis. Poco después, Galatea les pregunta si se encontraban en condiciones de realizarlo, y Clarice dice que podrían hacerlo en cualquier momento. Cuando Galatea les sugiere a amabas que dejen la ciudad y vivan una más larga y feliz, Clarice se rehúsa, diciendo que aún eras guerreras y que "no podemos permitir el perder a los ciudadanos de Rabona, o a nuestras compañeras". Galatea, entonces, dice que sería ella quién realizaría el trabajo detallado del Enlace, y que Clarice sólo debía abrir su corazón para mantener el fuerte sentimiento de confianza que poseía con Miata. Seguidamente, Miata supera y su yoki y despierta, generando un yoki que, de acuerdo a Miria, superaba al de los Abisales.[6] Al momento de despertar, asustada, Miata intenta alcanzar la mano de Clarice en busca de ayuda. Sin embargo, Clarice le da a entender que todo estaba bien, y que ella la protegería. Miata despierta, tomando la atención de Europa, quién es detenida en su camino por varias guerreras de la Generación de Clarice. Eventualmente, Audrey y las demás claymores son capaces de mantener a Europa en un lugar fijo, cuando el despertar exitoso de Miata aparece detrás, con Clarice asegurándole que, junto a Galatea, protegerían su corazón.[7] Sin embargo, a pesar de que Miata comienza a luchar de manera correcta, incluso poniéndose a la altura de Europa, las inexpertas Clarice y Galatea pronto comienzan a perder el control de su mente. Cuando esto comienza a ocurrir, la cara de Clarice comienza a sangrar. Entonces, Miata comienza a decir que desea comer carne humana, atacando a dos Guardias de Rabona. Clarice, entonces, cae al suelo, y dice a Galatea cómo antes pensaba en sí misma como una guerrera con gran potencial debido a la mantención del color de su cabello, antes de conocer el térimo "Cabello de color" o "Creación fallida", y cómo las creaciones fallidas no eran capaces de soportar el acto de desperar. Entonces, Clarice supera su liberación de yoki, prometiendo traer de vuelta a Miata.[8]

MagiaEditar

« [Yo invocaré] Un amuleto que te ayudará a hacerte aún más fuerte. Yo siempre, siempre te amaré sinceramente, Miata.»
―Las últimas palabras de Clarice [fuente]
Muerte de Clarice.jpg

Clarice se disuelve frente a Miata.

Clarice supera su límite, a pesar de las advertencias de Galatea. Al superar su límite, Clarice llama la atención de Miata. Mientras despierta, Clarice comienza a recordar cómo nunca se había sentido especial hasta ser una Claymore de cabello de color. Entonces, la intervención de Clarice da resultado: Miata, balbuceando "Mamá", detiene a Europa cuando ésta intenta asesinar a Rachel. Miata lleva a Europa a un punto sin salida. Clarice continúa liberando su yoki, con heridas apareciendo en su cuerpo, y destruyendo su brazo derecho, con Galatea gritandole que su muerte sería precisamente lo que podría acabar con la vida de Miata. Clarice le responde que se encontraba bien, y que, aun que no lo pareciera, Miata llevaba siendo "una chica fuerte todo este tiempo". Entonces, con la ayuda de Anastasia, Dietrich, Norma, Clarissa, Violet y otras guerreras, al igual que guardias de Rabona, Miata logra atrapar a Europa, y realiza daño mortal. De fondo, Clarice grita que conectaría la conciencia de Miata, y le pide que a Galatea que cuide de ella. Todas las demás guerreras con experiencia en sincronización, incluyendo a Raftela, comienzan a asistir a Galatea, mientras más heridas ocurren en el cuerpo de Clarice. Finalmente, Miata retorna a la normalidad. Feliz y desnuda, Miata corre hacia su "madre", y Clarice le entrega una capucha, recordándole que no podía andar sin ropa. Miata le pregunta que había ocurrido con su brazo, pero Clarice dice que no dolía, y seguidamente le agradece, diciendo que todo había sido gracias a ella–Ella, que no tenía nada, y era vista como una guerrera inútil, había sido capaz de volverse especial gracias a su ayuda. Clarice pone tiernamente su mano sobre la cabeza de Miata, y le dice que era una chica fuerte, y sería capaz de sobrevivir, incluso sola, y le pide que cierre sus ojos: pondría un hechizo sobre ella, que se pondría cada vez más fuerte.[1] Al momento de poner su mano, Clarice comienza a borrar de Miata toda memoria que haya tenido de ella.[31] Clarice dice a Miata que la ama antes de que los efectos de su creación fallida hagan efecto: Clarice es destruida en pedazos, que se van desintegrando en el aire. La mano de Clarice, que realizaba el encantamiento sobre Miata, es la última en desaparecer.[1]

LegadoEditar

«Está orgullosa, Clarice... Lo que salvo a Miata, nosotras y la gente de la Ciudad Santa que querías proteger fue, sin lugar a dudas, tu fuerza. Como una guerrera y una compañera que lucho junto a nuestro lado. Incluso si has desaparecido de las memorias de Miata, tu corazón está junto a nosotras.»
Galatea [fuente]

Tras su muerte, y como resultado de su "encantamiento" sobre Miata, Clarice borro todas las memorias que la joven guerrera tenía de sus viajes juntas, y, como resultado, Miata perdio la inestabilidad mental que le había provocado la muerte de su madre, "mucho tiempo atrás". Galatea, dándose cuenta de lo que había ocurrido, agradecio a Clarice, y acredito a la fuerza de la guerrera que todos en la Ciudad Santa hubieran podido sobrevivir. A pesar de no tener memorias de Clarice, Miata comenzó a llorar descontroladamente, desconociendo el motivo de su llanto.[31] El recuerdo de Clarice, y sus logros, serían por siempre recordados por sus compañeras.[32]

Apariencia física Editar

Clarice.png

Clarice.

«Qu... ¡¿Qué pasa con tu cabello?! ¡Todavía hay color en él!.»
Nina. [fuente]

Como humana, Clarice tenía el cabello largo hasta las caderas, con su característico color marrón fuerte.[1] Como claymore, Clarice llevaba el cabello corto tipo razuradora, del mismo color marrón.[4] Helen dice compara el color del cabello de Clarice con el barro.[9] A pesar de éstas condiciones como creación fallida, Clarice perdió su color de ojos original, y los tiene los ojos color plateado. Utiliza el uniforme estándar de las guerreras, con una hebilla con forma de de alas de escarabajo, y una bufa de dos capas sobre los hombros. Cuando tiene frío, Clarice usa una capucha.[4] Su forma despertada es inconcebible debido a su estado de creación fallida.[8]

PersonalidadEditar

Clarice era una persona tímida,[4] lo que se muestra cuando considera que huir y dejar a Miata en la batalla con Agatha.[17] En algunas situaciones demuestra ser muy perceptiva, como en la transmisión de su observación a La Organización.[11] Pero es sobre todo una persona conformista, obedeciendo ciegamente órdenes.[11][13] Clarice, sin embargo, demuestra estar en constante pelea con sus ideales, cuestionando la existencia de las claymores tras conocer a Miata,[11] y pensando si realmente estaba correcto perseguir a Galatea durante la Operación a Rabona en vez de luchar contra Agatha, que representaba una amenaza para los ciudadanos.[16][15]

Como humana, Clarice nunca se sintió especial, y no poseía ninguna relación cercana, ni siquiera sufriendo tras la destrucción de su Ciudad natal.[1] Durante su vida temprana como guerrera, Clarice pensaba que era una guerrera de gran potencial, debido a su percepción de si mísma como una "guerrera especial" debido a su cabello de color, antes de comprender que era una creación fallida, disminuyendo considerablemente su recién ganada autoestima.[8]

Clarice cambia después del incidente con Agatha, viéndose obligada a elegir entre lo que ella siente que es correcto y la ejecución de Galatea, eligiendo desertar de La Organización y dejar vivir a Galatea.[5]

Técnicas y habilidadesEditar

Debido a su creación fallida como guerrera, Clarice es incapaz de poder sentir el yoki todo el tiempo. Esto implica un bajo nivel y poder de yoki. Además, es poco ágil y bastante torpe, teniendo problemas al matar a un yoma, cortando un árbol en vez de su objetivo.[12] Además, Clarice es suceptible a los cambios climáticos, llevando una capucha al norte debido a que hacía mucho frío.[4] Sin embargo, a pesar de su inicial torpeza al luchar, Clarice demuestra un gran aumento en sus habilidades durante el Desastre de la Ciudad Santa, siendo capaz de luchar contra los yomas con mayor facilidad, e incluso poseyendo una mayor capacidad de liderazgo.[22]

Clarice posee cierta capacidad para sincronizar su yoki, utilizando la habilidad con Miata.[6]

Enlace de AlmasEditar

Artículo principal: Enlace de Almas

A pesar de que el nivel de sincronización del Yoki de Clarice es desconocida, es suficiente para enlazar su yoki con el de Miata (mientras son asistidas por Galatea), y hacer el Enlace de Almas exitosamente. Galatea dice que el motivo por el que ambas son capaces de hacerlo es debido a su fuerte vínculo sentimental.[8][1]

RelacionesEditar

MiataEditar

«Yo, que no tenía nada, yo, que era llamada inútil incluso como una guerrera. Gracias a ti, Miata, yo fui capaz de convertirme en alguien especial.»
―Clarice, a Miata [fuente]
Miata imita la lactancia materna.PNG

Clarice imita la lactancia materna para calmar a Miata, la cuál cree que Clarice es su madre.

Su relación es similar a madre e hija. Clarice descubre que Miata, a pesar de ser la número cuatro, tiene la capacidad mental de un niño inestable. Esto la hace plantearse la pregunta del verdadero propósito y origen de las Claymore. Clarice, imitando la lactancia materna, es capaz de calmar a Miata.[11] Esta estrecha relación es la que les permite realizar el Enlace de Almas, incluso sin ser hermanas gemelas, como las anteriores guerreras que lo realizaron.[7][6][8] Las últimas palabras de Clarice son para Miata, en la que admite que fue gracias a Miata que fue capaz de sentirse especial.[1]

Inicialmente, Clarice tiene miedo a Miata, que parece perder tras la Operación a Rabona, incluso obligandola a tomar un baño.[3] Clarice conoce hasta dónde puede llevar el amor que Miata siente por ella, despertando sólo con el fin de traerla de vuelta durante la Invasión de la Ciudad Santa de Rabona.[7]

RadoEditar

Rado es el Hombre de Negro de Clarice.[11] A pesar de que Clarice mantiene su relación de manera profesional, y respetándolo,[11] Clarice no parece guardarle aprecio. Clarice recuerda como Rado se rió cuando le informó como asesinaban a las creaciones fallidas.[8]

Fantasmas del NorteEditar

Desde el comienzo, Clarice sintió admiración por la fuerza de las desertoras, y no las ve como amenazas durante su aparición en la Operación a Rabona.[18] Clarice intenta asesinar a Galatea, pero se ve incapaz de hacerlo, por lo que Miria le dice que deserte de la Organización;[5] a pesar de no conocer a la claymore, la número cuarenta y siete le hace caso tras oir todo lo que sabe acerca de la Organización, comenzando a seguir los ideales de las Fantasmas.[3] A pesar de haberse unido a ellas, Clarice no forma ningún vínculo cercano evidente con ninguna debido a su breve estancia en Rabona. A pesar de esto, Clarice saluda a Miria con lágrimas en sus ojos tras su retorno, y la llama capitana.[25]

Entre bastidoresEditar

Clarice aparece por primera vez en el capítulo sesenta y cinco del manga, El fin del norte, y el segundo del tomo doce, Que sus almas nos acompañen.[4][33] En la contraparte del tomo se muestra un arte coloreado de Clarice, que luego fue publicado en su tamaño original el 2 de julio del 2010 por Shueisha en el libro de artes, Memorabilia.[34][33] El 4 de diciembre de 2013 se publico el tomo 25. La portada del tomo incluía a Clarice durante la Batalla de Rabona

Anastasia Munoz, una actriz de voz estadounidense, es acreditada erróneamente por hacer la voz de un personaje llamado Clarice en el anime de Claymore.[35]

EtimologíaEditar

"Clarice" es la transliteración del japonés "Kurarisu" (クラリス).[4]

"Clarice" es una forma de "Clara", que se deriva del Latín Tardío "Clarus", que significa "famoso". Relacionados con el apellido británico-irlandés, "Clare".[36]

AparicionesEditar

Claymore wiki tiene 28 archivos relacionados con Clarice.
Clarice en el Capítulo 72.PNG

Clarice, herida durante sus batallas con Miata.

FuentesEditar

ReferenciasEditar

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 1,6 1,7 1,8 1,9 Claymore manga titular.png Capítulo del Manga – "Capítulo 142"
  2. Crónicas de Destrucción Yoma III
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 Capítulo 80
  4. 4,00 4,01 4,02 4,03 4,04 4,05 4,06 4,07 4,08 4,09 4,10 4,11 4,12 4,13 4,14 4,15 4,16 4,17 Las Almas de las Caídas, Parte I
  5. 5,0 5,1 5,2 5,3 5,4 Capítulo 79
  6. 6,0 6,1 6,2 6,3 Claymore manga titular.png Capítulo del Manga – "Capítulo 139"
  7. 7,0 7,1 7,2 7,3 Claymore manga titular.png Capítulo del Manga – "Capítulo 140"
  8. 8,0 8,1 8,2 8,3 8,4 8,5 8,6 Claymore manga titular.png Capítulo del Manga – "Capítulo 141"
  9. 9,0 9,1 Claymore manga titular.png Capítulo del Manga – "Capítulo 66"
  10. Claymore manga titular.png Capítulo del Manga – "Capítulo 84"
  11. 11,0 11,1 11,2 11,3 11,4 11,5 11,6 Las Desafiantes, Parte II
  12. 12,0 12,1 12,2 Capítulo 73
  13. 13,0 13,1 Las Desafiantes, Parte V
  14. Capítulo 74
  15. 15,0 15,1 Capítulo 75
  16. 16,0 16,1 Capítulo 76
  17. 17,0 17,1 Claymore manga titular.png Capítulo del Manga – "Capítulo 77"
  18. 18,0 18,1 Capítulo 78
  19. Capítulo 82
  20. Capítulo 106
  21. Capítulo 107
  22. 22,0 22,1 Capítulo 108
  23. Capítulo 109
  24. 24,0 24,1 El Regreso de las Guerrera
  25. 25,0 25,1 Capítulo 128
  26. El Último Campo de Batalla
  27. La Vanguardia de la Ciudad Santa
  28. Claymore manga titular.png Capítulo del Manga – "Capítulo 132"
  29. Claymore manga titular.png Capítulo del Manga – "Capítulo 137"
  30. 30,0 30,1 Claymore manga titular.png Capítulo del Manga – "Capítulo 138"
  31. 31,0 31,1 Claymore manga titular.png Capítulo del Manga – "Capítulo 143"
  32. Rensai CLAYMORE, almacenado en Claymore Wiki
  33. 33,0 33,1 Las Almas de las Caídas
  34. Memorabilia
  35. LogoANN.jpg Claymore en Anime News Network
  36. «Clarice» (en inglés). Consultado el 3 de mayo de 2013.

Véase tambiénEditar

Fantasmas del Norte
Individuos
MiembrosMiria · Cynthia · Deneve · Helen · Tabitha · Uma · Clare
Principales aliadosAnastasia · Dietrich · Galatea · Nike · Phina · Keira · Clarice · Miata
Véase también
Guerra del Norte · Caza a Pablo · Deserción · Rebelión de Claymores
[editar]

Enlaces externosEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar